Home

DSCN1745Como aspirante al camino y mundo creativo, a diario (o casi diario) me pregunto sobre la mejor manera de lograr llevar mi creatividad a su máximo, y hoy quiero debutar en mi primer entrada al blog hablando de eso, ¿cómo lograr encontrarla o explotarla? o las dos cosas ¿por qué no?

¿Cómo hacerlo?, ¿Con qué empiezo?, ¿De dónde saco inspiración para lograrlo? Estas son unas de las preguntas que se me ocurren, me he llegado a hacer, y no creo ser la única  que se hace o ha hecho esas preguntas.

Aprecio haber tenido la fortuna de encontrar y sobre todo haber hecho contacto con Ricardo Guzmán a quién le agradezco ser tan desprendido y dejarme aprender de él, y a muchas personas más que al igual que él me han compartido parte de ellos y eso me ha servido bastante para encontrar la inspiración necesaria, quizá no me dan las ideas para crear o no me las dan directamente,  pero me inspiran para hacerlo y la inspiración ya es suficiente para la creatividad.

¿De dónde puedo sacar inspiración o cuál es la clave secreta para la creatividad? Porque todos somos creativos, pero no todos sabemos explotar esa creatividad interna.

Algo que hice la primera vez que hable de manera personal con Ricardo, al terminar esa charla de alrededor de dos horas salí corriendo por un libro que me recomendó “Steal Like an Artist” de Austin Kleon, me dijo “sal corriendo a comprarlo y guárdalo como un tesoro” (Y eso hice). Cuándo creo estar en el hoyo creativamente hablando, saco mi libro y lo leo, me siento con la suficiente inspiración y lo guardo. Así que, como se imaginaran para escribir este blog me inspire en ese libro.

Roba y guarda esos robos.

Donde sea que vayas, siempre lleva contigo un cuaderno y una pluma. Acostúmbrate a sacarlo y anotar todos tus pensamientos y observaciones. Copia de los libros tus pasajes favoritos. Documenta conversaciones ajenas. Garabatea mientras hablas por teléfono.

Es uno de los mejores consejos, y más si eres una persona olvidadiza y un tanto desorganizada, tener documentadas tus ideas o frases inspiradoras te ayudan en momentos críticos.

Escribe lo que te gusta.

El mejor consejo no es que escribas lo que sabes, sino lo que te gusta. Escribe el tipo de historia que más te gusta, la historia que quieres leer. El mismo principio aplica para tu vida y para tu carrera profesional: cuando no sepas cuál es tu siguiente paso, solo pregúntate: “¿Qué será una mejor historia?” 

Tan simple como eso, ten claro el camino por el que quieres ir.

Date el tiempo para aburrirte.

Una vez alguien comento: “Cuando estoy ocupado, me vuelvo estúpido”. Verdad absoluta. La gente creativa necesita tiempo para sentarse a no hacer nada.

En efecto, cuando tienes más trabajo es cuando ocurren esos bloqueos horrendos, muchas ideas surgen en momentos de ocio o llamémoslos de “tiempo para nosotros”. A veces tengo ideas al viajar en el autobús de regreso a casa o al estar acostada en mi habitación escuchando música a todo volumen y mirando el techo. Simplemente hay que dejar descansar a la mente para que funcione como se debe.

Júntate con personas interesantes.

Sólo eres tan bueno como la gente que te rodea. Esto significa seguir a las mejores personas; quienes sean más inteligentes que tú, aquellos que estén haciendo un trabajo excepcional.

Debes de encontrar personas que aporten a tu creatividad, a tu vida, a tu trabajo; personas que te compartan sus conocimientos, de las que puedes tomar inspiración para impulsarte a ser mejor.

Sal de casa.

“La distancia y la diferencia son el secreto tónico de la creatividad. Cuando llegamos a casa, todo es igual. Pero algo en nuestra mente ha cambiado y eso, cambia todo” Jonah Lehrer.

Tu mundo se expande cuando viajas, cuando recorres un nuevo camino a casa y observas todo eso que nunca habías visto, cuando conoces a personas nuevas, simplemente cuando no estás viendo lo mismo que ves a diario.

Ten hobbies y no los desatiendas.

Tomlinson sugiere que, si te atraen varias cosas, sigas invirtiendo tiempo en ellas “Deja que interactúen, que hablen entre ellas. Algo surgirá de eso.”

Es bueno dedicarle tiempo a tus hobbies, a eso que como tu trabajo te gusta hacer pero no te exige nada a cambio, además puede sacar inspiración de ello.

Con este último punto cierro lo que considero el camino básico hacia una creatividad productiva. Para lograr un buen camino debemos estar motivamos y esa motivación no llega más que de nuestro interior, que romántico sonó eso, pero es verdad. Y para comenzar esa motivación, yo les daré un empujoncito y les dejo la siguiente frase.

Roba de cualquier lado que resuene con inspiración o que ponga en marcha tu imaginación. Devora películas viejas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones aleatorias, arquitectura, puentes, señalizaciones callejeras, árboles, nubes, luces, sombras. Roba sólo de las cosas que hablen directamente a tu alma. Si haces esto, tu trabajo (y tu robo) serán auténticos.”
Jim Jarmusch

 

                                                                                                      Miriam Rocha | Nevermind

2 pensamientos en “Camino básico hacia una creatividad productiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s