Home

democracy

Hace un par de días una alumna me preguntó si todo lo que se considera diseño debía ser bello. Es una pregunta que para la mayoría de los diseñadores tendría que tener una respuesta simple, pero muchos seguramente contestarían que la belleza es subjetiva.

Sin embargo, el simple concepto de la subjetividad conlleva a argumentar pensamientos acorde a la cultura, las ideologías y/o simplemente a la simplificación o complicación de las cosas. Pero creo que hablar de diseño y su relación con la belleza no dejaría de ser un concepto netamente contextual.

Para mi hablar de diseño no significa simplemente encontrar una solución a un problema. Y sin embargo sería pretencioso decir que todos los diseños resuelven problemas, y es que es importante entender que la palabra problema también pudiera ser subjetiva. Lo que para unos es un problema para otros pudiera ser una solución.

Y aquí mi punto. Quisiera encontrar las palabras adecuadas que definan “problema” y cambiarlo por aquello que aqueja, lo que se carece de solución, o mas fácilmente aquello que nos limita a realizar satisfactoriamente una actividad o desarrollar un objetivo.

Simplemente a mi me parece que la palabra “problema” es limitada y tiene una carga o connotación negativa que en la mayoría de las veces pudiera ser un falacia. Por eso y sin tratar de desviarme al asunto del que hablaba hace un rato sobre si un diseño debía ser bello, pues también ese concepto es una verdad a medias. Un diseño tiene que ser utilitario. Un diseño debe ser funcional y cumplir satisfactoriamente para la realización de una actividad e igualmente dar solución a una necesidad.

Hace algunos años tuve de profesora a Paola Antonelli, curadora de arquitectura y diseño en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, tuve además la fortuna de participar con ella en la selección y curaduría de algunas exposiciones en el MOMA y por ende me involucré, aprendí más sobre el diseño y lo que representa en nuestra actualidad. En el tiempo que estuve cerca de Paola pude comprender de manera más clara los principios de lo que debe ser un buen diseño.

Y es que creo que muchos de nosotros diseñadores y arquitectos crecimos confundidos acerca de lo que significaba el diseño, muchos desviamos la atención hacia los diseñadores “celebrity”, a las publicaciones y la revistas de moda; y poco comprendíamos, y muchos siguen sin comprender lo que es diseño. Y si, muchos siguen confundiendo la delgada línea entre el arte y el diseño. Y es que el arte por su lado puede ser lo que quiera ser, y lo que en el momento la sociedad defina. El diseño por su lado, tiene que cumplir con tres verdades simples: ser óntico, lógico y ético.

Pensar en diseño funcional y sencillo o en cosas tan comunes como una pluma BIC o un post-it es tan trivial, común y corriente, que ni siquiera nos hace reflexionar sobre su diseño y mucho menos que día a día convivimos y usamos objetos de diseño. Creo que todos aquellos productos que cumplen con su función y objetivo, son realmente objetos valiosos de diseño. Pero que estos sean bellos o no, no tiene relevancia absoluta. A partir de esto me gustaría hablar de la idea del diseño y democracia.

La idea de la democratización del diseño por ejemplo, es una falacia que muchas empresas utilizan o han vendido con el simple objetivo de acercar el “diseño” a las masas; y es que se sigue confundiendo que el simple hecho de que algo tenga “diseño” pueda ser costoso o inalcanzable para muchos.

Y en este punto mencionaré particularmente a la tienda Norteamericana TARGET, que a principios de este siglo, basó su publicidad en el uso del concepto “democratización” del diseño para vender productos de diseñadores como Philip Stark o Michael Graves a precios accesibles a la clase media americana, y porque su contraparte Alessi (casa Italiana de diseño original de sus productos) vendía los mismos diseños al triple del precio. La calidad es la misma, la marca Alessi o la marca Target dependía entonces del presupuesto. La mayoría de estos productos con carácter de “diseño” son realmente carentes del principio elemental del mismo: su utilidad, convirtiéndolos en productos mas escultóricos que funcionales.

La idea de la democratización del diseño entonces ha sido una verdadera estupidez por el simple hecho de adjudicar a manera de estandarte un concepto que debe estar implícito desde la raíz. Y es que aquí la diferencia vuelve a radicar en la ignorancia o quizás en las ideologías de cada sociedad. El diseño por su verdad óntica, lógica y ética, no debe ni siquiera pensarse en algo democratizable; y no se confundan, lo que intento decir es que el diseño de un producto (y desde luego también considero aquí a cualquier obra arquitectónica o urbana) debe ser para lo que es (óntico), debe cumplir con la lógica por la que es concebido y cumplir éticamente con el propósito u objetivo por el que fue diseñado.

La belleza tanto en las personas como en los objetos es un concepto definido por ideologías. Pueden ser culturales, religiosas, contextuales, transmitidas o impuestas por las sociedades y sus individuos. La belleza en el diseño resultaría relevante si pasa estrictamente por estos parámetros, y lo que para muchos puede resultar bello en una sociedad para otros sería feo o irrelevante. La importancia del diseño entonces debe radicar en su utilidad y cumpliendo con los valores anteriormente mencionados.

Hablar de diseño entonces es dejar del lado el concepto de “democracia” porque debe estar implícito y no debería resaltarse como estandarte para su venta. El diseño es universal. Debe ser utilitario y debe de cumplir de manera satisfactoria y éticamente un objetivo, ya sea el de la información gráfica, para el entendimiento o comprensión de un mensaje; o simplemente cumplir con la función urbana o arquitectónica para lo que fueron planeados. Entonces yo pensaría que un diseño es bello si me funciona, me ayuda a cumplir con mis objetivos, y cubre una necesidad. Yo uso post-it y escribo con BIC, el diseño es lo que es, y desde luego es para todos, punto.

Luis Othón Villegas | NEVERMIND

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s